Cuando te llama la Tentación

"El sabio teme y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y descuidado.” Proverbios 14:16 (LBLA)

Es de sentido común que ¡si no quieres ser picado por las abejas, te mantengas alejado de las colmenas! ¡Si no quieres quemarte, no te acerques al fuego! ¡Si no quieres caer por el precipicio, no te acerques al borde!

El objetivo no es ver que tan cerca puedes estar de la tentación, sino más bien qué tan lejos puedes estar de ella.

Proverbios 14:16 dice: El sabio teme y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y descuidado. (LBLA). El necio cree que puede manejar la tentación, ¿pero a quien engaña? ¡Tú no vas a un bar sólo para comer pasabocas! Necesitas hacer una evaluación franca. Es necesario analizar cuándo y dónde eres más tentado y vulnerable. Entonces, es necesario que te mantengas alejado de las situaciones tanto como puedas.

La Biblia dice que debemos huir de la tentación: “Me puse a pensar en mi conducta,
y volví a obedecer tus mandatos.”
Salmos 119:59 (DHH). Si tienes que eliminarte físicamente a ti mismo, ¡hazlo! Cuando la esposa de Potifar tentó a José, él dejó su abrigo y partió. A veces puede que tengas que dejar tu abrigo. ¡Aléjate de la situación! Corre de ella. No te quedes. Cuando te sientas tentado, levántate y cambia el canal. O toma una ducha. O enciende la música. Vete a dar un paseo. Lee la Biblia. Llama a un amigo cristiano de tu grupo pequeño. Haz algo para romper el hechizo.

He aquí algunos consejos prácticos: No vuelvas a tratar de discutir con el diablo. Vas a perder todo el tiempo. Él ha tenido miles de años para pensar que responderte frente a cualquier cosa que se te pueda ocurrir. No lo racionalices. No lo justifiques. No lo discutas. La clave para hacerlo es cambiar el enfoque. No mires las galletas y repitas: “¡No las quiero! ¡No las quiero!“ ¿A quién engañas? ¡Date la vuelta! Cuanto más pelees con un sentimiento, más este aumenta su intensidad.

Cuando la tentación te llama por teléfono, no trates de discutir. Sólo tienes que dejar caer el auricular, y ponte a hacer otra cosa.

Reflexiona Sobre Esto

  • ¿Dónde eres más tentado? ¿En los aeropuertos? ¿En los viajes de negocios? ¿En casa cuando estás solo y los niños están en la escuela? ¿Durante el fin de semana? ¿Cuando ves televisión?
     
  • ¿Qué cambios necesitas hacer en tu horario y estilo de vida para reducir al mínimo tu exposición a estas situaciones?

Give hope, prayer, and encouragement below. Post a comment & talk about it.

SIGN UP FOR PASTOR RICK’S FREE DAILY HOPE DEVOTIONAL

SIGN UP FOR DAILY HOPE DEVOTIONAL

Special Offer

doingbusinesswithgod-gift-bottom-left

Christians In the Workplace, Study Kit

Do you want to earn more than just a living? You can, because God planned a ministry for you through the work you do. It doesn’t matter what your job is — a manager, a stay-at-home mom or dad, a doctor, a teacher, or a sales clerk — paid or volunteer. No matter what your daily routine looks like, God wants to use your work to minister to others.

REQUEST YOUR COPY

On the Radio

doingbusinesswithgod-currentseries-bottom-right

Doing Business With God, Complete Audio Series

Everyone has to work, but sometimes it’s difficult to see the bigger picture of why you’re doing what you’re doing. In this series, Pastor Rick helps you understand why you work, what you should be working for, and how God can use you in your workplace.er picture of why you’re doing what you’re doing. In this series, Pastor Rick helps you understand why you work, what you should be working for, and how God can use you in your workplace.

Purchase this seriesListen to this series